Desmontar un Disco Duro (HD)

Para un proyecto necesitaba uno de los componentes que tiene un disco duro (HD del inglés, Hard Disk). Aprovechando que tenía uno en casa que ya no funcionaba, me he dedicado a destriparlo.

El disco duro no es más que un disco de óxido en el que se almacena información como en las bandas magnéticas, pero con mucha mayor densidad de información. Por ello, podemos distinguir diversas partes:

  • Un rotor, que hace girar los discos.
  • Uno o más discos recubiertos con material magnetizable, generalmente algún tipo de óxido.
  • Un cabezal para guardar o recuperar la información.
  • Un sistema de para mover el rotor por la superficie del disco. En general este sistema utiliza dos imanes de neodimio muy potentes.
  • Una placa de control electrónico.

Sin más preámbulos, el proceso ha sido el siguiente:

Disco duro montado

Disco duro montado

El disco duro, un modelo externo y portátil de 120 Gb, se ha desmontado con un destornillador de estrella, un destornillador tipo T5 y una “uña” de plástico para sacar las pestañas y hacer palanca con facilidad.

Sin la carcasa, observamos el plato superior (en este caso, tenemos 2 platos, uno encima del otro), el cabezal justo arriba, y el soporte de los imanes de neodimio arriba a la derecha.

Disco duro sin la carcasa

Disco duro sin la carcasa

Los discos de óxido, una de las partes más espectaculares, son láminas perfectamente pulidas. La foto está hecha desde arriba para que se aprecie lo bien que reflejan la luz.

Discos de óxido

Discos de óxido

El soporte para los imanes de neodimio son dos placas de hierro. En la foto se pueden apreciar los imanes: dos finas láminas también de color metalizado, pegadas en el interior de cada una de las placas de hierro. Destacan por la fuerza magnética que tienen: en la foto, las placas de hierro están pegadas únicamente por la fuerza del imán, y cuesta separarlas solo con las manos.

Detalle de los imanes de neodimio

Soporte de los imanes de neodimio

Finalmente, el cabezal lector. Este es el componente que quería reutilizar para otro proyecto. En la foto se muestra en detalle cómo es y que partes tiene. Por una parte, están los cabezales propiamente dichos (en este caso cuatro cabezales, dos por cada plato). Por la otra, hay una bobina que se introduce entre los imanes de neodimio. Mediante la bobina y los imanes se consigue rotar el cabezal para leer o escribir en el sector del disco requerido.

Detalle del cabezal

Detalle del cabezal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *